Que golazo metiste, Ramiro

Funes Mori la clavó por primera vez de tiro libre y casi convierte otro gol desde afuera del área. Para Pasión Monumental, fue la figura del partido. ¿Coincidís?

El que lo ve en los entrenamientos no se habrá sorprendido. Porque Ramiro Funes Mori es uno de los que más la mete por esa vía. Pero no es lo mismo un ensayo que un partido oficial. Ahora el mellizo cumplió con el reto

Moral. Confianza desde aquel 30 de marzo del año pasado, cuando metió el gol histórico de cabeza en la Bombonera. Ahí su carrera hizo un click. Le quitó el puesto a Balanta y es un intocable para Gallardo, que le devolvió la titularidad luego de una lesión y una suspensión.

Con un River que no complicaba a Temperley, Ramiro se paró en el vértice izquierdo, casi al borde del área grande, y clavó un zurdazo letal, cruzado e imposible de atajar para Crivelli. Go-la-zo. A los veteranos les recordó a Passarella.

El “meliiiizo” tronó en el Monumental y era aplaudido cada vez que tocaba el balón. No era para menos. Y en el final casi clava un golazo desde afuera del área, aunque el tiro, que se metía arriba, fue desviado por Crivelli.

Por descanso no estuvo Mora, el último que había metido un gol de tiro libre (3-3 vs Arsenal. Tampoco dio el presente el lesionado Pisculichi. Acá estoy yo, Ramiro.

Imagen: Nicolás Aboaf