Revisión médica, entrenamiento y paciencia

Tabaré Viudez se hizo los chequeos en la Clínica Rossi y se movió con sus nuevos compañeros. Ahora espera que se libere un cupo de extranjero. Su acuerdo con River ya está.

Se tiene que armar de paciencia, pero Tabaré Viudez ya es de River, que le comprará el 70% del pase en una cifra cercana a los 2,7 millones de dólares. Pero aún no puede jugar.

El uruguayo depende que se libere un cupo de extranjero, hoy cubierto por Mora, Mayada, Balanta y Teo Gutiérrez. Este último podría darle una alegría si, como pinta, se va al Corinthians en los próximos días.

Mientras tanto, Viudez pasó por la Clínica Rossi y se hizo la revisión médica. Por la tarde se puso a las ordenes de Gallardo. Igualmente, el ex Kasimpasa venía entrenándose con una rutina armada por el PF Pablo Dolce y supervisada por Gastón Berriel, un allegado del jugador.

Bienvenido, Tabaré.