Vendido

Mora tiene todo arreglado para marcharse a Al-Nassr de Arabia Saudita una vez que termine la Libertadores.

Rodrigo Mora se recuperó como futbolista en el último año y ofertas no le faltaron. En enero coqueteó con irse, pero finalmente se quedó para ganar la Libertadores, su objetivo en el corto plazo. Porque una vez que termine la Copa, el uruguayo armará las valijas y se pondrá la camiseta de Al-Nassr de Arabia Saudita, donde dirige su compatriota Jorge “Polilla” Da Silva, casualmente un ex River.

En la tesorería de Núñez ingresarán 3 millones de dólares por el pase de Mora. La negociación la cerró Eugenio López, su representante, con el aval de la dirigencia Millonaria. Como en el verano lo habían tentado y la transferencia quedó trunca, ahora nadie le cortará las alas, sobre todo porque para el delantero representa una diferencia en su futuro económico. A River, por su parte, le ingresa una buena suma, más teniendo en cuenta que el próximo año quedaba libre.

Así las cosas, Mora hará la pretemporada a partir del lunes con sus nuevos/viejos compañeros. Jugará la semifinal con Guaraní y soñará con levantar la Copa el 5 de agosto, cuando se fue juegue la final de la Libertadores. Luego lo espera Arabia.