“Me quedo, quiero ganar la Libertadores”

Una y otra vez, Carlos Sánchez manifestó su cariño por River. Quizás no lo hizo con tanta estridencia como otros pero, quizás por eso, sus palabras y actuaciones valieron más que los comentarios tribuneros de otros jugadores que ya no están en el club.

Se mostró reticente a emigrar cuando el cupo de extranjeros lo expulsó a México, quiso volver a pesar del despiante, se convirtió en figura por peso propio y hoy remarca su deseo de quedarse aunque lo busquen los millones del exterior y esté jugando una Copa América para su Selección.

“Me quedo en River. No corre lo del Corinthians. Quiero ganar la Copa Libertadores“, enfatizó el mediocampista charrúa que anoche poco pudo hacer para torcer la historia en el Clásico del Río de la Plata.

Con esa frase que es un pedido y una declaración de principios, no sólo aseguró su continuidad sino que presionó a los dirigentes para que le renueven un contrato que vence en diciembre y que, ya lo demostró, el jugador no quiere que expire. Una tranquilidad para el técnico y el hincha de cara al duelo contra Guaraní por las Semis de la Libertadores.