El merecido reconocimiento a Cavenaghi

La Legislatura porteña distinguió al goleador como personalidad destacada del deporte. 

El Salón San Martín de la Legislatura porteña, de pronto, toma calor. Y color. Se escucha “el Cavegol, el Cavegol…” porque a Fernando Cavenaghi lo premian. No se gritan sus goles, pero la celebración vale igual, porque le entregan un diploma que lo distingue como personalidad destacada del deporte.

Están su mujer, sus hijos, sus familiares más directos, amigos íntimos, dirigentes, hinchas, socios… hay mucho River en el ambiente. El, de impecable traje, dice: “Está bueno esto, me pone orgulloso, sobre todo porque a veces estas cosas se reconocen luego de retirarte. Y yo aún sigo jugando”.

Ahora vendrán las vacaciones. Cargar el chip para aportar el último granito de arena y ganar la Libertadores. Mientras, el goleador tuvo su merecido reconocimiento.

Imagen: Prensa River