Una vuelta esperada

Martín Aguirre regresó oficialmente tras un año y medio. “Era mi objetivo y pude cumplirlo”.

Muchos hinchas lo esperaban. Porque sabían de su sufrimiento, de las tres operaciones en la rodilla derecha, de las intenciones de largar todo y de, finalmente, la vuelta a las canchas. Ya había jugado con Central en Reserva el domingo pasado, aunque nada se podía comparar a compartir una cancha con los más grandes.

Martín Aguirre no actuaba oficialmente desde el 8 de diciembre de 2013, en un 1-1 con Quilmes por la última fecha del Torneo Inicial. Y lo último suyo se había visto el 11 de enero de 2014, en otro 1-1, ahora con Estudiantes, por el torneo de verano de Mar del Plata.

El Gula tuvo una chance muy clara de gol, pero el tiro fue defectuoso y se fue lejos. “Me ganó la ansiedad, es mi mejor golpe con la derecha y hoy le erré”, se lamentó quien llevó la casaca número 17.

Al borde del llanto, contó: “Estoy contento con esta vuelta, con poder volver a las canchas antes de junio, que era mi objetivo y pude cumplirlo. Le agradezco a mi mujer, mis hijas, mis amigos y los kinesiólogos”.

El 30 de junio finaliza su vínculo con River y no es seguro que se quede. Pero esa es otra historia. Aguirre celebra su esperado regreso.

Imagen: Prensa River