Puntajes vs. Liniers: Sobriedad en el medio, termómetro de juego

En un partido con un sólo equipo en cancha, River se lució y no goleó por errores en la definición. En ese contexto, Guido Rodríguez fue el termómetro para cortar cualquier proyección rival y darle juego limpio a los creativos.

Julio Chiarini (6): Después de las magras actuaciones mostradas en sus últimos encuentros con la banda, el arquero cordobés demostró entereza y seguridad en los pocos ataques de Liniers.
Camilo Mayada (6): Sin problemas en la marca, se proyectó con seguridad y con mayor pausa de lo habitual, justo lo que se le pide.
Germán Pezzella (6): Poco trabajo para el bahíense que llevó la cinta de capitán y actuó como tal, con voz de mando y seguridad en la defensa y la entrega.
Ramiro Funes Mori (7): En su partido número 100 en River, el mendocino la hizo completa con una gran actuación en defensa, un gol para abrir el partido y hasta se animó a patear un tiro libre.
Leonel Vangioni (6): Sin trabajo en la marca, controló bien su sector y se proyectó para ser opción de pase y desnivel en la defensa de Liniers.

Guido Rodríguez (7): Sobriedad y determinación. Corte y distribución con clase y seguridad. Gran actuación, otra más.
Ariel Rojas (6): Participe necesario en el quite alto y la descarga rápida en el mediocampo. Fue complemento de Rodríguez, más entregado a la marca que a la creación.

Juan Kaprof (7): Velocidad y creatividad para hacerse el lugar, preocupar de manera constante al rival y generar las situaciones más peligrosas del primer tiempo. Debutó en las redes de manera oficial y fue con un golazo, como contra Sevilla.
Leonardo Pisculichi (7): Desde su pie izquierdo llegó la habilitación -un pase a la cabeza- del primer gol de la noche. Pero no fue sólo eso, también participó en la generación de juego y dejó en reiteradas ocasiones cara a cara a sus compañeros con el arquero de Liniers.
Gonzalo Martínez (7): Inteligencia para encarar, velocidad para pasar siempre y creatividad para sacarse de encima rivales. Pesó siempre, le faltó el gol y esa asistencia que lo pondere sobre el resto.

Lucas Boyé (5): Si concretara todo lo que genera, sería un 10 todos los partidos. Hoy tuvo cuatro claras de frente al arquero y por la debilidad en sus remates todos fueron ahogados por el 1 rival.