“Siempre tengo ganas de jugar en River”

Poroto Lux estuvo en el Monumental y se emocionó. Aunque aclaró que tiene un año más de contrato en La Coruña le entusiasma volver. La anécdota con Barovero.

Se fue a fines de 2006 enemistado con Daniel Passarella. Cuando éste fue presidente le tocó pisar de nuevo el Monumental. Ahora, con otra CD, Germán Lux, de vacaciones, estuvo en la cancha el domingo contra Central. Vio el partido con el Chori Domínguez y su hijo. Y, obviamente, la emoción le ganó: “Es la primera vez que lo lo llevo. Fuimos a conocer el Museo, a revivir los momentos que pasé en el club. Cuando tiraron los fuegos artificiales mi nene se asustó. No está acostumbrado a vivir el fútbol de esta manera. Me encontré con la misma gente que estaba hace años en el club. Eso me gustó mucho. Me encontré con los mismos utileros, gente de seguridad. Parecía que era ayer cuando me había ido. Se me puso la piel de gallina cuando River salió a la cancha”, contó en Código River.

¿Vuelve a River? No. Stop. “Siempre tengo ganas de jugar acá, pero tengo un año más de contrato en el Deportivo La Coruña”, reveló, al mismo tiempo que detalló sus intenciones para más adelante. “Aprovechando que las puertas están abiertas, pude volver. Hablé con Aimar, estaba muy contento. Me confesó que esta preparado para competir. Tiene mucha experiencia y calidad. La intención de volver siempre está. Hablo seguido con Mascherano, le pasé el vídeo del recibimiento. También hablo. Hablamos con Lucho González y con Demichelis sobre la posibilidad de regresar”.

Bancó a su amigo Cavenaghi: “Es un referente del club. Le pagaron de una forma que no se la merecía. Se bancó un momento durísimo”.

Y contó una anécdota con Barovero: “le regaló la camiseta a mi hijo. Tuve el privilegio de conocerlo. Lo quiero mucho, aunque él no lo sepa”.