“No esperaba esta convocatoria”

Martín Aguirre vuelve a jugar en Primera y sólo quiere disfrutar. Sorprendido por viajar a Formosa, confiesa: “Me sentía muy triste”. 

Ahora sólo quiere gozar, disfrutar y, obvio, jugar. “Todo, desde el viaje hasta ponerme la camiseta de River otra vez. Todo voy a disfrutar”, insiste el Gula, quien a la vez se muestra sorprendido por la convocatoria de Gallardo para ser integrante del plantel que va a debutar el miércoles con Liniers de Bahía Blanca por la Copa Argentina. “No lo esperaba, porque apenas jugué 35 minutos en Reserva el domingo (con Central). Estaba alrededor de chicos de 15, 16, 17 años. Me sentí un viejito, pero se me pasaron muchas cosas por la cabeza. Traté de disfrutarlo, estaba tensionado, pero lo disfruté. La noche anterior me costó dormir. Es como un principio y un final de mi carrera. Es una nueva etapa y la voy a disfrutar”.

Posiblemente, Martín Aguirre esté en el banco, aunque también es probable que ingrese un rato en el segundo tiempo. El, igual, no se quiere dar mucha manija. Revisa el duro pasado. “Me sentía muy triste, angustiado, mal, pero no podía demostrar eso en el grupo porque había muchas cosas para luchar. Tenía que tratar de estar positivo y no contagiar la energía negativa en los demás”.

Y sigue, a pura sinceridad: “Estuve dos días en que pensé en tirar la toalla. Fue la tercera inflamación en la rodilla. Quería dejar porque pensé que no daba para más. Tengo una familia hermosa y un grupo bárbaro que me apoyó. Mucha gente que dejó que no me cayera”.

También destacó a Gallardo: “Influyó mucho. Él me fue a ver a la clínica con su cuerpo técnico y eso fue muy lindo. Yo sabía que era un camino de lucha, pero también de autoconocimiento. Tenía algo bendito que son mis hijas, mucha fuerza la saqué de ellas. Este año y medio aprendí muchas cosas de mí mismo. No sabía que tenía tanta perseverancia. Uno ve el fondo negro y no tiene esperanzas. Mi fortaleza mental me ayudó a no bajar los brazos”.

A la vez, el volante entiende que su futuro puede estar lejos de Núñez. “Yo tengo contrato hasta el 30 de junio. Lo que me quede acá lo voy a disfrutar. Mi objetivo principal era irme dentro de una cancha. No he hablado nada. Yo voy a ser sincero. Uno sabe que tiene que estar al ciento veinte por ciento en este club. Si veo que no puedo estar a la altura, prefiero buscar otro horizonte. Yo debuté grande en Primera, a los 24 años. Venir a River para mí fue un regalo”.