“Lo de Aimar fue lo más feliz de la tarde”

El regreso de Aimar acaparó la tarde noche del Monumental. Más allá del resultado, más allá del rendimiento, más allá de todo, Aimar le puso una sonrisa a todo el estadio. “Es lo más lindo que pasó en la tarde”, dijo el entrenador.

Esperó demasiado, Aimar. Se preparó, luchó, se repuso de los golpes y volvió después de 15 años a vestir la camiseta de sus amores. Marcelo Gallardo, uno que supo llevar la 10 como él, reconoció la felicidad que significó el retorno a las canchas del cordobés.

“Fue una de las lindas cosas que pasaron en esta tarde. La sensación que había en el ambiente era la felicidad de volver a ver a un hijo de la casa, a alguien que nos ha deleitado con su fútbol y que después de mucho tiempo y más esfuerzo pudo volver a ser feliz ahí adentro y es lo que todos queríamos”, detalló.

Y proyectó: “La gente lo disfrutó y esperamos que este sea el puntapié para que él se pueda estimular y tener más continuidad”.

En cuanto al rendimiento, destacó la influencia que tuvo el partido de copa en el rendimiento contra Central. “Fue duro para nosotros, ellos estaban más rápidos y metidos. Veníamos de hacer un gran desgaste y es muy difícil desenchufarse de eso y concentrarse sólo en este partido”, explicó.

Y agregó: “En el primero fue parejo, ellos estaban más rápidos en las jugadas y en las segundas pelotas pero con poca claridad. En el segundo tratamos de manejar más la pelota pero ellos con la necesidad de buscar el partido salieron a buscarnos, nos fueron metiendo atrás y lo liquidamos en el final con un gol”.

Mientras que cerró con un elogio a Barovero: “Tuvo una gran actuación, siempre que se lo inquieta está presente y hace que sus intervenciones sean decisivas”, concluyó.