Valió la pena esperar dos años, ¿no, Jony?

Maidana convirtió por primera vez en el ciclo Gallardo con un arma que se extrañaba: la pelota parada.

El último gol de Jonatan Maidana había sido en agosto de 2013, ante San Lorenzo por la Copa Sudamericana. El técnico era Ramón Díaz. Casi dos años tuvieron que pasar para que el zaguero volviera a festejar con la banda roja cruzándole el pecho.

Ya con Gallardo en el banco, el 2 fue a buscar su primer grito en este ciclo y le puso la cabeza a un centro del Chino Rojas.

Sí, con este tanto, además, River le sacó lustre a una de las armas predilectas en 2014: la pelota parada. Vaya si valió la pena esperar tanto tiempo. ¿O no, Jony?