Coparon el Minerao

Cerca de 2.000 fanáticos fueron hasta Belo Horizonte para alentar al equipo de Gallardo.

Desde temprano se sintió mucho River en las calles de Belo Horizonte. El hotel donde se alojó el plantel fue una fiesta, tanto en la puerta como en el lobby, con banderas desplegadas por todos lados y un aliento que se escuchaba fuerte.

Porque muchos fanáticos viajaron para acompañar al equipo de Gallardo en el Minerao. Cruzeiro vendió 1.700 entradas, pero la dirigencia buscó conseguir 800 boletos más por la alta demanda de los hinchas.

En el Minerao sobró pasión millonaria.