El show de las linternas

Sin bengalas, River fue una fiesta con una multitud que se bajó una aplicación para iluminar el Monumental.

La campaña de concientización dio sus frutos. Porque durante la previa del choque con Cruzeiro los dirigentes y jugadores de River buscaron vivir una fiesta, no sufrir contratiempos. Más después de lo sucedido en la Bombonera. Todos entendían que el foco iba a estar puesto con lupa ante cualquier contratiempo.

El Monumental fue una fiesta. Porque también pegó fuerte la movida de bajarse una aplicación a través del celular y usar una linterna. Por eso, cuando River asomó al campo de juego, el estadio se iluminó para dar paso a una imagen inolvidable.

Los infiltrados, mientras, no aparecieron. Por suerte.

Imagen: Nicolás Aboaf