El Muñeco recupera soldados, pero le apareció un problema

Ponzio y Funes Mori volvieron a trabajar con normalidad como ya lo habían hecho Kranevitter y Vangioni, los otros afectados de la noche vergonzosa de la Bombonera. Y Teo se movió a la par del resto tras el desgarro. Mora arrastra una molestia en la rodilla. 

Después de 72 horas, tal cual estaba previsto, Leonardo Ponzio y Ramiro Funes Mori volvieron a entrenarse con normalidad. Ambos jugadores habían sufrido queratitis química y abrasión en las córneas tras las agresiones sufridas en la Bombonera con un gas tumbero en la noche del jueves.

Ayer ya se habían movido a la par del resto Leonel Vangioni y Matías Kranevitter, los otros dos jugadores afectados.

En Ezeiza, además, Teo Gutiérrez trabajó por segundo día sin presentar malos síntomas de su desgarro. Estaría disponible para enfrentar a Cruzeiro el próximo jueves, aunque decide Gallardo. Si no está OK el 9 sería Cavenaghi. ¿Y los cuatro afectados en La Boca? Serían todos titulares.

Además ya está en condiciones de reaparecer Gabriel Mercado, quien pagó las tres fechas de suspensión por su expulsión ante Tigres.

El que ya está afuera es Sebastián Driussi por un síndrome meníngeo viral. El joven está de reposo en su casa por una semana y también se perdería la revancha en Belo Horizonte.

Mora fue novedad porque luego de trabajar con los kinesiólogos salió del entrenamiento con hielo en la rodilla izquierda. ¿Llega? A esperar. En principio sí.

Si bien Gallardo aún no probó nada pensando en el cruce por los cuartos de final de la Copa, un probable once sería: Barovero; Mercado, Maidana, Funes Mori, Vangioni; Sánchez, Kranevitter, Ponzio, Martínez; Mora y Gutiérrez o Cavenaghi.