Paperón

Driussi se hizo estudios, pero fue falsa alarma. No tiene paperas como había asegurado el médico de AFA. Apenas un gangleo inflamado. Jugará con Boca.

Parece una comedia de enredos, pero lo que pasó hoy con Sebastián Driussi roza el papelón. Más bien el paperón.

Vale poner en orden los hechos para comprender lo que sucedió durante la tarde del lunes

A las 15 horas estalla la bomba. “Driussi tiene paperas”, se replica por redes sociales y diferentes medios.

Una hora más tarde, Donato Villani, médico de AFA encargado de los juveniles, sentencia que “hablé con el médico de River, está confirmado”. Y agrega: “No llegaría para el jugar el Mundial Sub 20″, que arranca el 30 de este mes en Nueva Zelanda. Los pibes viajarán el próximo lunes.

A las 17, luego de pasar por la Trinidad de Palermo, Driussi aparece en el Monumental, donde se entrenaban sus compañeros. Mientras Gallardo ya empezaba a lamentarse por la ausencia del pibe, Sebastián afirma: “Tengo los gangleos inflamados, nada más, yo estoy para jugar”.

Al rato, en el verde césped del estadio, Driussi se mueve con el PF César Zinelli. “Foliculitis a causa de un pelo de la barba que se le encarnó”, se explica desde Núñez.

Y reina la calma. La tranquilidad. Todo eso pasó en cuatro horas. Y si no pasa nada raro en el medio, el pibe saldrá a jugar a la cancha de Boca.

OTROS EN “PELIGRO”

Debido a la cuestión de Driussi, el foco también se puso en Mora, Kranevitter y Mammana, quien ayer compartieron unos mates con el pibe mientras River jugaba con Racing. Pero los tres jugadores citados no tienen síntomas que hagan suponer algo malo.