¿Y ahora cómo formamos?

River volvió al trabajo pensando en el primer partido con Boca por la Libertadores. Caído por el 0-2 en el torneo, el plantel quiere revancha. Y Gallardo haría cambios.

Sin tiempo para demasiados lamentos, River volvió a entrenarse a menos de 24 horas de la derrota con Boca por el torneo local. Pero hay que cambiar el chip porque se viene lo más importante: la serie de octavos de final de la Libertadores que arranca el jueves, en el Monumental.

A puertas cerradas en el estadio, el plantel se mostró caído por el duro golpe que recibió en la Bombonera, pero con la templanza necesaria porque saben que hay revancha.

El gran interrogante es la formación. ¿Hará cambios Gallardo? ¿Muchos? En realidad, ¿tiene demasiado para variar? Porque exceptuando a Mercado, lesionado ayer y suspendido en la Copa, en La Boca puso lo mejor que tiene a mano.

Cierto es que en el banco estuvieron hombres importantes como Funes Mori, Ponzio, Pity Martínez, Pisculichi y Cavenaghi, pero el presente de estos provocó que el Muñeco se la jugara por otros. ¿Por qué el Mellizo, una fija y una apuesta fuerte del DT, no estuvo de movida? Porque Gallardo no lo veía óptimo y apostó por Pezzella. ¿Volverá Funes Mori el jueves? Es probable.

Si se jugó un pleno con Driussi fue porque Pisculichi tiene un mal 2015 y el Pity alterna buenas y malas. Entonces, aprovechando el buen momento del pibe, consideró que debía ser enganche. Cumplió en el primer tiempo y se apagó en el segundo. ¿Y ahora? Quizás regrese Piscu.

Ponzio salió por lesión cuando estaba en un grato momento, pero Kranevitter aprovechó el parate de su competidor y recuperó el nivel. ¿Habrá lugar para los dos en el primer chico copero? Gallardo no es devoto del doble 5, pero…

Barovero estará. Idem Maidana, Sánchez, Rojas y Mora. ¿Vangioni? Jugó mal en La Boca. ¿Habrá una chance para Mayada como 4 o seguirá el pibe Mammana? ¿Y qué se hace con Teo? Porque no anduvo en el Superclásico. Pero Cavenaghi entró y no gravitó.

¿Y ahora cómo formamos?