La polémica del palco sigue

Adrián Varela, de Relaciones Públicas de River, contó lo que pasó con los dirigentes en la Bombonera.

A pocos días de mostrarse juntos a través de sus presidentes, River y Boca protagonizan una pelea… por un palco. ¿Qué pasó?

El que habló fue Adrián Varela, de Relaciones Públicas del club, que no la pasó bien en la Bombonera en la tarde del domingo. Lo hizo en Pasión Monumental radio, por AM 990.

“No había lugar en el palco al que nos invitaron, que es un palco en el centro de la cancha. Estaba ocupado. Y antes que estar en la vereda o en el pasillo preferimos verlo en el vestuario”, contó sin dejar de reconocer que otro palco, ubicado en la zona de prensa, sí había un grupo de dirigente. “Como primero nos dijeron que teníamos los dos lugares optamos por repartinos en dos grupos”, agregó Varela.

En Boca se fastidiaron porque trascendieron las imágenes de D’Onofrio y compañía viendo el partido por televisión. “La foto es un reflejo de la realidad, de lo que sucedió, un hecho insólito. ¿Crespi dijo que fuimos mala leche por eso? La foto no fue sacada adrede ni mucho menos, la sacaron algunos asistentes que están siempre con la delegación”, dijo el directivo.

Dijo más: “La calentura es porque el año pasado, en el torneo y en la Sudamericana, fuimos a ese palco, que tiene capacidad para 12 personas. Ayer había sólo para cuatro, el resto eran todos de Boca. Cuando llegamos a la cancha nos dijeron que íbamos a estar ahí, pero de pronto cambió todo. Luego era tarde, el partido ya estaba por comenzar. Además para llegar a ese palco tenés que salir a la calle, pero como estaba lleno de gente nos metimos en el vestuario. Lo vimos por televisión tirados en el piso”.

¿Se rompió algo entre River y Boca? Según Varela “no hablamos con la gente de Boca, no nos comunicamos, esperamos que no vuelva a pasar lo mismo en la revancha, porque no queremos ir a la cancha a ver un partido en un vestuario sino donde corresponde por protocolo”. Con respecto al trato que River le dará a su eterno rival el próximo rival, cerró: “Le daremos el palco 47 y uno más el próximo jueves. Vamos a seguir teniendo el mismo trato de siempre, no lo vamos a variar, tenemos una forma de pensar y proceder. La cena camaradería habitual no la habíamos programado porque consideramos que no era el momento, pero es algo que se resolvió antes de los tres partidos”.