Se ganó el puesto

Driussi aprovechó las chances y se quedó con el sitio que era de Pisculichi primero y luego de Martínez.

Será la gran oportunidad para un Sebastián Driussi que hace menos de un mes pugnaba por un lugar en el banco de suplentes. Pero el pibe se ganó el lugar. Primero porque respondió cada vez que Gallardo lo usó como una especie de cuarto volante. Luego porque los que pueden ser enganche/manija/conductor no respondieron. Pisculichi evidenció un bajón futbolístico en 2015 y Pity Martínez alternó buenas y malas.

Por eso el Muñeco se la juega con un hombre de la casa. Un joven de 19 años que el 18 de mayo viajará con la Selección Sub 20 para disputar el Mundial de la categoría en Nueva Zelanda.

Delantero de cuna, el año pasado Gallardo lo usó como 7/8 en su debut en el club, con Ferro por Copa Argentina. Lo probó de 9, de mediapunta, de enganche. El Muñeco estaba convencido que Driussi podía aportarle soluciones en una zona del campo donde abundaban variantes. El tiempo le dio la razón.

Ahora a demostrar en La Boca.