“Hay que salir a jugar con valentía”

Gallardo se imagina el River-Boca del domingo y considera que en la Libertadores será diferente: “El primer clásico será más abierto que los de la Copa”. Le quita drama a la trilogía de partidos y rechaza que sea un fracaso no festejar ante el eterno rival. 

“Feliz día del trabajador a todos”.

No hay 1 de mayo que detenga a Marcelo Gallardo, atento con la prensa en el día de atención. Pero no larga prenda. Los once para ir a La Boca son un misterio. “El equipo lo tengo en la cabeza, no lo voy a dar porque no se lo di a mis jugadores. Se los diré a ellos mañana y ya sabrán. Trabajamos con naturalidad, sin esconder demasiado. Mi forma para con este grupo ha sido siempre la misma”.”, arranca. Y empiezan las preguntas en el auditorio del Monumental.

- ¿Este partido se encara diferente a los de la Copa?

– Para mí serán tres partidos diferentes. Ninguno va a coincidir con el otro. El domingo va a marcar el termómetro de los estados de ánimo, pero no será decisivo, porque el campeonato continúa. Luego hay que preparar el plato fuerte, un partido de 180 minutos.

- ¿Te imaginás el partido?

– Los técnicos jugamos varios partidos… Sabáimos que luego de Huracán había que empezar a pensar en Boca. Por mi mente pasaron muchas alternativas, pensé en el equipo, es normal que pase. Pero yo no juego. A veces las cosas salen muy diferentes a lo que imaginó. Pero tratamos que no nos tome por sorpresa nada de lo que pase en la cancha. Por características ninguno de los dos va a especular. Después se juegan otras cosas.

- Arruabarrena dijo que no sería un fracaso perder. ¿Coincidís?

– A mí no me gustaría contestar eso. Siempre esa palabra genera cosas, se arman debates y cuestionamientos. Me gustaría que se hable del juego, de los equipos, de sus virtudes, de sus defectos. No pienso en esa pregunta. ¿Para qué hacerla ahora con tanto por jugar?

- ¿Es posible que el partido del domingo sea más abierto que los de la Copa?

– La Copa no te da posibilidades, los errores se pagan. Y los errores son parte del juego, por eso hay goles, es algo natural en el fútbol. Hay que achicar ese margen en un torneo que no te una chance más. Es posible que se juegue con más concentración y atención. Y a veces los partidos no son buenos. Por eso creo que el domingo intentaremos ambos fijar una posición habitual. Y en la Copa serán parecidos a los de la Sudamericana.

- En los últimos partidos los lastimaron por los costados. Boca lo hizo en el verano. ¿Te preocupa?

– Siempre me preocupa lo que pueda dañar a mi equipo. Buscamos tener el máximo nivel de atención, pero jugamos de una manera en la que quedamos expuestos. Hay que ser valientes e ir a jugar un partido que nos da la posibilidad de seguir sumando confianza.

- ¿Cómo están hoy Pisculichi y Cavenaghi?

– Necesito a todos de la mejor manera posible. Los veo con buena energía, con buena vibra. Y eso me pone bien. Después quiénes juegan… muchos van a jugar, algunos más, otros menos minutos, pero son todos muy importantes. No todos los días jugaremos partidos tan decisivos y ante el rival de toda la vida. Y los necesitamos.