Volvió el dueño del lateral izquierdo

Vangioni regresó tras el desgarro y alternó buenas y malas.

En un puesto donde no abundan soluciones en el plantel, Leonel Vangioni es una fija para Gallardo. Pero tuvo que quedarse afuera casi un mes, ya que no jugaba desde el 20 de marzo, cuando se desgarró en el empate con Juan Aurich por la Libertadores.

Pero el Piri volvió justo en la previa de la trilogía Superclásica y alternó buenas y malas. Pasó bien al ataque, como es su costumbre, se asoció bien con Driussi, pero sufrió con Cuero, que le ganó la espalda en el descuento de Banfield.

“Me sentí muy bien, lo importante era volver y sentirme bien”, recalcó Vangioni, quien al toque se enfocó en lo que viene. “Llegar punteros a la Bombonera es lo que queríamos”.

Imagen: Nicolás Aboaf