“No hay tiempo para lamentos ni bronca”

Es siete el número de la suerte y, precisamente, fueron la cantidad de minutos en la que River para volvió a la vida en México. “Estábamos afuera y logramos tener una oportunidad más, hay que aprovecharla”, sentenció Ariel Rojas en diálogo con Radio América.

El mediocampista surgido en Vélez no pudo demostrar su potencial en la noche de Monterrey. Fue reemplazado en el entretiempo y con el partido 1 a 0. Sin embargo, es vital en la estructura de River y, de cara a lo que sigue, ponderó: “No depende de nosotros solamente, tenemos que hacer nuestro trabajo, ganar y esperar el resultado que nos dé la clasificación”.

En cuanto al desarrollo de la Copa, explicó: “Fue una Copa rara, por los lugares a donde fuimos a jugar y las condiciones con las que jugamos”. Y, sin reproches, amplió: “No es excusa, no hay tiempo para lamentos y broncas, es lo que no tocó, sería más que importante para nosotros clasificar”.

Con la misma paciencia que lleva la pelota en la cancha, paró y reflexionó ante tanto bullicio por un eventual cruce con Boca en octavos de final: “Queremos clasificar primero, es nuestra prioridad, uno no elige con quien jugar, hay que clasificar y ver contra quién jugamos”.