Puntajes vs. Tigres: Un pie y una mano mantienen la esperanza

En las manos de Barovero y el gran momento de Mora está lo que queda de esperanzas para la clasificación. El uruguayo, con un golazo y una ‘semi’ asistencia, se quedó con el lugar como mejor de la cancha.

Marcelo Barovero (7): Su participación fue vital. Si bien pudo haber hecho más en el primer gol de Tigres, tapó una clave que dejó a River en partido y no pudo hacer nada en la del segundo. Respondió bien por arriba y fue uno de los puntos más altos del equipo.

Gabriel Mercado (5): Se hizo expulsar tontamente y se perderá el último partido de la fase de grupos. Eso empañó un rendimiento importante aunque no lucido. No sufrió en defensa y atacó de manera constante y equilibrada.
Jonatan Maidana (5): Bien manteniendo la presión alta, le costó con los delanteros de Tigres por momentos pero no lo inquietaron. De hecho, los goles llegaron por un remate distante y una jugada individual de un volante.
Germán Pezzella (5): Respondió bien con los dos perfiles, sacó de arriba y adelantó las líneas con empuje y determinación. Como contra Boca en el día de la lluvia, terminó jugando de nueve pero esta vez no pudo convertir.
Ramiro Funes Mori (4): Bailó toda la noche. El que pasó por su sector pudo hacer lo que intentó, dejándolo en ridículo en más de una oportunidad. Una mala noche para el Mellizo.

Carlos Sánchez (5): Perdido pero tenaz en el primer tiempo por el andarivel derecho. En el complemento, con los cambios, se metió como doble cinco y desniveló de frente al arco.
Leonardo Ponzio (-): Jugó menos de 15 minutos, no califica.
Ariel Rojas (4): Errático, dubitativo y peleador. Tuvo que agradecer que no lo echaran, pareció nervioso en todas sus intervenciones y no fue el nexo necesario que River desea entre los medios y los delanteros.

Leonardo Pisculichi (4): Lento, impreciso y sin conexión entre líneas. Tiene la competencia más despareja del plantel con Martínez, por edad y proyección. Eso parece pesarle en el juego.

Rodrigo Mora (8): Otro partido en el que se termina agradeciéndole al uruguayo. Es cierto, en el primer tiempo pareció andar en patines. Pero en el complemento fue uno de los pocos que dio esperanzas de mejora y fue partícipe de los dos goles. En el primero, obligó. En el segundo, empató con un golazo.
Teófilo Gutierrez (6): De primer tiempo intrascendente, más abocado a pelear que a convertir, se despertó en los últimos minutos del segundo tiempo como pivote y convirtió un gol que parecía no valer nada pero significó acercarse al que luego sería el empate. Además, tiró el centro del gol de Mora.

Matías Kranevitter (5): Muy sólo en el mediocampo cuando el partido era parejo. Después del segundo gol de Tigres quedó como único defensor y respondió con creces.
Gonzalo Martínez (6): Cuando a River le falta arranque, es el Pity el que engancha y despierta al equipo. Entró en el complemento y fue determinante en el espíritu de sus compañeros. Eléctrico, siempre exigente para los rivales, fue uno de los mejores.
Camilo Mayada (6): Al igual que Martínez, ingresó para cambiar el partido y lo hizo. Vértigo por la derecha y tenacidad para no dar ninguna por perdida, lo que lo llevó a estar en la finalización de la jugada del gol del empate.