De regreso y con la cabeza puesta en Argentinos

De regreso con la esperanza de los últimos minutos del partido y el hecho de llevar a seis la cantidad de partidos sin derrotas. River pisó Argentina y sólo piensa en Argentinos.

Tras una escala de poco más de una hora en el DF, River arribó a Ezeiza esta tarde con el punto que se trajo de México y la necesidad de seguir confiando. Si bien se fue con las ganas de traer un triunfo, el trámite del partido dejó una conformidad engañosa ya que no depende de sí para el acceso a los octavos de final.

Pero, mientras aguarda el encuentro de la semana que viene ante San José de Oruro, planea el choque del domingo a las 21.30 contra Argentinos Juniors en la Paternal. Sí, la cabeza está puesta en la última fecha de la Libertadores. Sin embargo, un triunfo significaría una racha de siete partidos al hilo sin perder y con 6 victorias en ese tramo. ¿Mejor llegar así, no?