“Me siento ilusionado”

De a poco vuelve y la ilusión es compartida. El cuerpo técnico lo espera, el hincha sueña con verlo vestido con la Banda y él se sacrifica para estar. Pablo Aimar volvió a los entrenamientos y ahora es esperar. “Me siento bien, ilusionado. Quiero darme el gusto de volver a jugar en River”.

Es cierto, falta. La recuperación recién arranca su trabajo más activo y será a doble turno con kinesiología y trabajando con Jorge Bombiccino más que con sus compañeros. Pero, al menos, ya volvió a vestirse con la ropa del club.

“Será todo rehabilitación hasta que los especialistas me digan que estoy para dar un paso más. Voy a venir a entrenar todos los días con el equipo”, remarcó en diálogo con el Sitio Oficial.

Además, expresó: “Lo mental es decisivo en cualquier deporte, carrera e incluso ne la vida. Ahora se vienen dos partidos decisivos para el futuro y lo mental va a ser fundamental. Como lo es también para mí, tengo que seguir intentándolo hasta las últimas consecuencias”.

Y cerró: “Creo que el equipo levantó mucho en los últimos partidos. River volvió a reencontrarse con ese juego que también había desarrollado en 2014. Se estabilizó ese buen grupo característico de esta última etapa”.