“Un empate hubiese sido injusto”

El impulso de la victoria pudo más que todo. Por fin, se dio vuelta la taba y River empezó saldar deudas de las fechas anteriores. Ganaba, se lo empataron y ahora sí se quedó con los tres puntos. Por eso, la felicidad del entrenador.

Fue duro cuando tuvo que serlo y, en la noche alocada de La Plata, el entrenador pudo haber descargado su ira por un partido que se mereció todo el tiempo pero que nunca se liquidó hasta el final. En eso encontró Gallardo la tranquilidad.

“Fue un partido vibrante, mostraron mucho entusiasmo y golpe por golpe al principio. Nos acomodamos, manejamos el primer tiempo a nuestro placer pero se nos dio vuelta después”, analizó. Y continuó: “Sus goles fueron de pelota parada, tuvimos distracciones que nos costaron caras”.

En cuanto a los riesgos que corrió el equipo, remarcó: “Nuestra idea era apostar a lo nuestro, arriesgar cuando sea necesario. Por momentos, sobre todo en el primer tiempo, lo hicimos como queríamos”.

Y cerró: “Si nos íbamos con un empate era injusto. No deberíamos haber dejado que nos empaten. Lo ganamos con ímpetu. Lo bueno es poder llevarse los tres puntos, seguir arriba y ahora a enfrentar a un gran equipo como es San Lorenzo”.

Imagen: Nicolás Aboaf