Y llegó el grito del Indiecito

Luego de 38 partidos en Primera, Augusto Solari la metió por primera vez.

Venía levantando el nivel en los últimos partidos y a su juego, por fin, le adosó un gol. De Augusto Solari se trata la historia.

Porque el Indiecito, ante la baja de Sánchez y con Mercado a media máquina por una lesión en la rodilla izquierda, jugó su tercer partido como titular en una semana pasada y metió su primer tanto en Primera.

Sí, después de 38 encuentros (debutó en 2012, con Almeyda como DT), tuvo el bautismo esperado.

Imagen: Nicolás Aboaf