Puntajes vs. Sevilla: Puntos altos, esperanza creciente

En un partido que pintaba tranquilo, River y Sevilla se disputaron como si fuese una final homologada por Fifa. En ese contexto, hubo señales muy positivas entre los más chicos. Solari y Vega fueron los mejores por regularidad y juego.

Julio Chiarini (5): Siempre deja alguna duda. En esta oportunidad, dejó servido un gol al Sevilla tras una floja respuesta en un tiro libre de Reyes. El offside lo salvó del papelón. Después, discreto.

Gabriel Mercado (5): Poca proyección y contraído a la marca, le faltó para generar el tándem con Solari. Fue reemplazo en el entretiempo ya que jugará el domingo en La Plata ante Gimnasia.
Emanuel Mammana (6): Otro gran partido del central juvenil que pide lugar en el primer equipo a los gritos. Bien desde arriba, sólido en el mano a mano y con clase para salir de situaciones de agobio.
Germán Pezzella (6): Siempre aporta seguridad y determinación en la marca. Al juego aéreo, esta vez le agregó claridad para salir a cortar lejos y presionar alto al rival.
Leandro Vega (7): Su debut en la Primera de River fue como lateral por la izquierda, lugar ajeno para él. Sin embargo, se lució. Jugó como si fuera un experimentado en ese rol. Se proyectó con determinación y solvencia y fue aguerrido en la marca cada vez que se lo requirió. Gran panorama para lo que viene.

Augusto Solari (7): Sólo por el detalle -no tan fácil de pasar por alto- de la imprecisión en los centros, no tuvo un puntaje mayor. Claro en la entrega, determinante en el uno a uno, e importante tanto en la elaboración como en la terminación de las jugadas. Cumplió con creces tanto cuando jugó de 8 como cuando lo hizo de 4.
Leonardo Ponzio (7): Otro gran partido del capitán. Firme en la marca, importante en el balanceo del equipo a pesar de ser el único volante de contención en un mediocampo con mucho juego y, así y todo, colaboró con la gestación del juego con pocos errores en la entrega.
Sebastián Driussi (6): Buen aporte en ofensiva, sobre todo en la segunda mitad. Ida y vuelta en una posición a la que se adapta pero que no siente tanto como la de punta.

Leonardo Pisculichi (6): Muy buen primer tiempo. El juego pasó siempre por su pie izquierdo, desde el que disparó con mira calibrada durante la primera mitad y con el que buscó siempre a sus compañeros. En el complemento se lo vio cansado y por lo tanto bajó el rendimiento. Salió reemplazo ya que será titular ante Gimnasia.

Lucas Boyé (5,5): Después de un primer tiempo errático en el que alternó buenas y malas, fue decisivo en su rol de pivot en el complemento. Todavía le falta de cara al gol pero esta vez lo intentó.
Giovanni Simeone (5): Poco peso ofensivo en el primer tiempo, aveces por exceso de marcaje y en otros pasajes por lejanía con los organizadores de juego. No probó al arco y ese fue su mayor déficit. Fue reemplazado en el segundo tiempo.

Rodrigo Mora (6): Entró y cambió el juego en ataque. Le faltaba un punch al equipo y lo consiguió con el ingreso del uruguayo. Puso un pase milimétrico para el gol de Kaprof.
Juan Cruz Kaprof (7): Entró con vértigo y determinación, obligó a los defensores rivales y terminó con un gol de goleador que le dio a River la Copa Euroamericana.
Guido Rodríguez y Jonatan Maidana no calificaron.

Imagen: Nicolás Aboaf.