“Los merecimientos no sirven de consuelo”

Fue el mejor de River, lejos. Manejó los tiempos del equipos en ataque, tapó huecos en defensa para siempre recuperar alto y no pasar peligro. Todo se desvaneció en el final y Ariel Rojas lo reconoce: “Los merecimientos no nos sirven de consuelo”, disparó.

La ineficiencia en ataque le jugó en contra a River durante todo el 2015, incluso cuando se consagró ante San Lorenzo por la Recopa Sudamericana. Es el único equipo en cancha pero no concreta y le convierten fácil. Esta vez, Juan Aurich necesitó dos tiros al arco para empatar un partido que no se imaginaba ni en la peor de las pesadillas.

“Lo merecimientos no nos sirven de consuelo, necesitábamos ganar para posicionarnos mejor y no lo hicimos”, comenzó el ex volante de Godoy Cruz. Y continuó: “Hicimos el desgaste, todo y le dejamos una vida al rival. Sabemos que cuando no definimos los partidos, cualquier error te saca el partido. No fuimos lo suficientemente eficaces”.

Y cerró: “Este grupo va a dejar todo hasta el último partido, confiamos en ganar los dos partidos y obtener la clasificación”.

Imagen: Nicolás Aboaf.