Reencontrarse

Hernán Castillo analiza el presente de River. Cómo volver a ser el gran equipo del año pasado. 
Cuando llegás a tu techo es normal que todos quieran que siempre te mantengas en él. Más si sos River. Más si el fútbol que se ve por estas tierras no es el mejor. Siempre se dice que lo difícil no es llegar sino mantenerse pero en el fútbol no es así. Las dos cosas son igual de difíciles. Llegar al nivel que tuvo River en gran parte del semestre pasado es muy complicado. Mantenerlo también. Esa es la misión que tiene Marcelo Gallardo y lo sabe.
Gallardo sacó lo mejor de muchos en 2014. Mercado, Vangioni, Sánchez, Rojas, Pisculichi, Mora y Teo llegaron a su techo de rendimiento. Solamente Sánchez y Mora siguen el mismo camino. El resto no juega en el mismo nivel que en el semestre pasado. Y como hubo pocas incorporaciones la cosa no se acomoda. Mayada es un interesante jugador pero no parece de esos que desequilibren por sí solos y el Pity Martínez sí es un pleno que parece haberse acomodado rápido, aunque la lesión en su rodilla paró ese crecimiento.
Toda esta lectura que hago yo, creo que la hacemos casi todos. Gallardo también. Y va por la misión de suplir los rendimientos bajos con funcionamiento de equipo. River necesita reencontrarse rápidamente con aquél River. Volver a ser, como dice uno de los logos de campaña de esta dirigencia. La buena noticia es que cuando Donofrio y compañía llegaron, ese volver a ser debía buscarse allá lejos en el tiempo, y que hoy está a la mano y con los mismos protagonistas que en el semestre pasado. Toda una ventaja. Todo un aliciente como para creer que el logo no es un logo más, sino una realidad posible.