“Quizás contra Unión nos relajamos y pensamos que estaba ganado”

Fernando Cavenaghi fue sincero y autocrítico con lo que pasó por el torneo y a la vez habla de lo que se viene por la Copa: “Nos tocó el peor grupo, pero acá hay que ganar siempre”.

Fernando Cavenaghi sabe de lo que habla. Conoce el mundo River y sus exigencias. La experiencia lo habilita a hablar de lo que pasó en la tarde noche del domingo, con ese empate ante Unión inesperado por el trámite del primer tiempo. Pero el equipo de Gallardo erró goles (algunos el propio capitán) y cometió errores garrafales que le imposibilitaron sostener la ventaja.

Entonces, el 9 no le esquivó al bulto en el contacto con la prensa antes de meterse en la concentración para viajar mañana a Perú para enfrentar a Juan Aurich por la Libertadores. “Quizás contra Unión nos relajamos y pensamos que estaba ganado. En River hay que ganar siempre. Los partidos hay que jugarlos, hay que ganar”, insistió.

El Torito quiere cambiar el chip rápidamente. Ganar por la Copa renovaría el ánimo. Igual él afirma que “el grupo que nos tocó es el peor: mas viajes, altura (Oruro), una cancha de pasto sintético (Juan Aurich)…”

Sin embargo, no se queja ni lo usa como excusa: “Tenemos un gran plantel de muchos jugadores que pueden jugar. Por lo que vimos, los peruanos son un equipo muy duro que se hace fuerte. Queremos adaptarnos al césped sintético lo mejor posible. Acá trabajamos dos días, espero que nos hayan servido. En Rusia hacíamos de local en pasto sintético (cuando jugó en Spartak de Moscú)”.

Sobre su nivel, Cavenaghi dijo: “Me siento mucho mejor teniendo en cuenta los cuatro meses inactivo”. Y hasta explicó el gol que erró previo al empate de Unión: “Le pegué una patada a la tierra en la última jugada porque el terreno está mal”.