“Nunca pensé en dejar el fútbol”

Aimar se recupera y cree que en “tres o cuatro meses” podría está OK. El Payaso no se resigna.

La pelea. Lucha. Podría estar en su casa tomando maté, jugando con los pibes, gozando de lo que ganó. Pero eso no lo llena. Se quiere retirar jugando. Lo avisa. Es claro, Pablo Aimar. “Nunca pensé dejar de jugar, menos ahora que estoy en Rive. Me gusta mucho entrenar y jugar al fútbol”, sentencia en El Superclásico, por AM 950.

“La ilusión que tengo de volver a jugar no se me fue. No se me paso por la cabeza tirar la toalla, no al menos desde que estoy en River. A veces hay que ser consciente de que hay que optar por otro rumbo”, explica sobre su decisión de pasar por el quirófano con el fin de curarse definitivamente.

El Payaso contó cómo está hoy: “La zona se imflama mucho, a veces te deja entrenar y después se va complicando mucho. Pero tengo mucha fe que sea bueno el resultado de la operación. El tiempo de recuperación imagino que serán 3 o 4 meses, aunque no me pongo plazos”.

Se insiste: no se resigna, pero no quiere volver y dar lástima. “Yo voy a sentir que me da para jugar cuando esté 10 puntos. Si no lo siento, me iré a casa. Lo que se apaga es la sensación de verte capaz, verte a la altura de los jóvenes. Pero la ilusión te lleva a seguir intentando. La ilusión que tengo de volver a jugar no se me fue”.