“Cualquiera quisiera estar en mi lugar”

A Julio Chiarini no le molesta ser suplente, pero sabe que con la lesión de Barovero tiene una gran chance de seguir demostrando.

Con 4 partidos y apenas dos goles recibidos, Julio Chiarini está ante una gran posibilidad. Por obligación -en realidad por lesión- reemplazaría a Marcelo Barovero, aunque Gallardo esperará hasta último momento para saber cómo evoluciona Trapito del leve desgarro que tiene en el cuadríceps derecho. Mientras, el otro cordobés espera con mucha tranquilidad la posibilidad de atajar ante Tigres por la Copa Libertadores, choque fundamental para el andar de River en el certamen internacional.

“Sé que la oportunidad se va a dar, hay muchos partidos este año. No he hablado con Marcelo, hoy se entrenó a la par mía, hasta último momento no sé quién atajará”, dice Chiarini en Pasión Monumental radio, por AM 990.

Llegado de Instituto a los 31 años, no le molesta ser suplente del quizás mejor arquero del fútbol argentino. “Cualquiera quisiera estar en mi lugar, uno se dedica a entrenar y esperar la posibilidad. Hay que seguir mejorando y cuando me toque jugar, demostrar. Adentro de la cancha puede pasar de todo, pero sé lo que puedo dar”, afirma con fe.

Chiarini reconoce que el mundo River es totalmente diferente a todo: “Tuve una gran continuidad en Instituto y ahora sigo aprendiendo y le agrego cosas a lo mio. He mejorado mucho desde que llegue a River. Costó el cambio de categoría, pero me adapté”.

Gallardo lo necesita de gran forma para lo que viene.