Leve desgarro

Aunque no es de gravedad, Barovero tiene un edema de tres milímetros en el cuadríceps derecho. No llegaría ante Tigres y es duda frente a Unión.

Bajó del avión que transportó a River desde Córdoba tras el triunfo contra Belgrano y se mandó directo a la clínica Rossi para hacerse estudios. Con la bronca a cuestas y el cuadríceps derecho cargado, Marcelo Barovero comprobó que tiene un edema de tres milímetros. “Un leve desgarro”, confió gente del cuerpo médico a esta web.

Antes del diagnóstico, Trapito dijo: “La lesión no es de gravedad. La experiencia me dice que no es nada serio”. Y contó cómo fue el momento de la lesión: “Fue un movimiento un poco descordinado. A último momento, cuando quise patear, se me endureció el músculo”.

¿Estará con Tigres? Pinta difícil, por no decir imposible. Y también está en duda su presencia con Unión, el próximo domingo. Lo más seguro es que regrese con Juan Aurich, el jueves 12, en Perú. Mientras, el arquero seguirá siendo Julio Chiarini y al banco irá Augusto Batalla.