Se demoró pero volvió al gol

Mora hacía 11 partidos que no la metía, pero convirtió por duplicado para ganar en Córdoba.

Rodrigo Mora fue la gran figura del triunfo de River en Córdoba. Metió dos goles de goleador, uno aprovechando un envío defectuoso de Vangioni y el otro con una excelente media vuelta inatajable para Olave.

Al uruguayo se le abrió el arco otra vez, ya que llevaba 11 partidos sin marcar: el último había sido en el 3-2 ante Estudiantes por la Sudamericana. Y no marcaba por duplicado desde septiembre en el 2-0 contra Godoy Cruz, también por la Copa que ganó el equipo de Gallardo.

“Necesitábamos un triunfo. Belgrano es un rival duro. Para mí es importante convertir. Siempre doy lo máximo para el equipo. Si me toca convetir, mejor”, insistió el goleador de la noche cordobesa.

Imagen: Nicolás Aboaf