Ajusta la defensa

Gallardo hizo hincapié en la salida y la presión desde abajo. Sabe que algunos rivales le tomaron la mano. Entonces, a trabajar…

Apenas asumió, Marcelo Gallardo dijo que River tenía una de las mejores defensas del fútbol argentino. Le gustaba la solidez de la línea de cuatro de Ramón Díaz, aunque consideraba que se podía jugar a otra cosa.

Se la jugó por Ramiro Funes Mori en lugar de Balanta y al resto le respetó su lugar. El Muñeco, igualmente, quería otra cosa. Presión alta, asumir riesgos, salir prolijo desde atrás, no tirar pelotazos… River sustentaba su juego desde aquellos hombres, pero luego fue perdiendo la sintonía fina.

“A veces nos toman la mano, nos tapan desde la salida y se nos complica progresar en el campo”, reconoció el DT hace poco. Por eso, metió mano. De insistir en la precisión, de eso se trató el ejercicio desarrollado en el predio de Ezeiza.

Fueron casi dos horas y media de mucha tarea, con salida desde la defensa y presión permanente del equipo rival. Y mucha movilidad. Los involucrados primero fueron los titulares, Mercado, Maidana, Funes Mori y Vangioni. Luego hubo ensayos con con Solari, Mammana, Balanta y Urribari, quienes podrían ir de movida ante Unión, el 8 de marzo, partido sandwich entre los choques con Tigres, el 5, y Juan Aurich, el 11.