Puntajes vs. Quilmes: Gol y figura

En un partido con rendimientos desiguales y notable cansancio de parte de los que jugaron en Bolivia, Teo Gutiérrez supo erigirse como el mejor.

Marcelo Barovero (6): Bien desde arriba, seguro en los mano a mano. No tuvo nada que hacer en los goles.

Gabriel Mercado (5): Mucho aporte en la proyección, sufrió en el retroceso. Desde ahí se gestaron las mejores de Quilmes.

Jonatan Maidana (5): Claro para los cortes por arriba, con algunas dudas en el mano a mano y lento para los cierres.

Ramiro Funes Mori (5): Sigue con mucha confianza y poco tino para desarrollarla. Complica más de lo que clarifica cuando intenta salir jugando.

Leonel Vangioni (5): Correcto en la proyección, con mayor aporte en el primer tiempo que en el complemento. No sufrió en la marca.

Carlos Sánchez (5): Se lo vio cansado, seguramente el partido en la altura debe haberlo desgastado. Salió en el entretiempo por Mayada.

Matías Kranevitter (6): Luchador incansable del mediocampo, tocó con inteligencia y determinación. Clave para posicionar el equipo en tres cuartos de cancha y controlar el retroceso de las líneas.

Ariel Rojas (5): El partido lo incomodó desde el principio. Llamativamente errático, confundió caminos para el ataque y no logró asociarse para generar juego. Salió en el entretiempo.

Leonardo Pisculichi (5): Poca influencia en el juego, desconectado de las situaciones de ataque, tampoco aportó desde la pelota parada.

Fernando Cavenaghi (6): Gran trabajo del delantero. Se complementó de gran forma con Teo Gutiérrez, siempre juntos para generar peligro en el área rival. Salió a pivotear y a recuperar en tres cuartos, sólo le faltó el gol.

Teófilo Gutiérrez (6,5): Cuando hace dupla con Cavenaghi, Teo se mete más en el juego. Sin la responsabilidad de terminar las jugadas en exclusividad, pudo hacer el juego que le gusta y tocar más la pelota, influir más en el armado. Además, goleador. Ya lleva tres en dos partidos.

Gonzalo Martínez (-): Entró y jugó 20 minutos. Mucha vitalidad en el equipo durante su presencia, se fue lesionado y no llegó a calificar.

Camilo Mayada (5): Ingresó en el entretiempo y aportó más cuando jugó por derecha que cuando tuvo que hacerlo por la izquierda. La primera que tocó fue asistencia para el gol de Teo. Ese fue su pico de rendimiento, después fue cayendo hasta terminar en la intrascendencia del final.

Leonardo Ponzio (6): Gol importante y clave en el doble pivot para que Kranevitter pueda soltarse y tomar decisiones más alto en la cancha. Volvió a mojar después de un año, sigue en buena forma.

Imagen: Nicolás Aboaf