La banca de Enzo

Francescoli habló sobre los efectos de la altura y respaldó a Barovero.

“He tenido la suerte o no tanto de jugar en la altura. No jugué nunca en Oruro, sí en La Paz, la última media hora es difícil, perdés distancia y sentido de la velocidad de la pelota. Ese constante esfuerzo sin la recuperación de oxígeno a la que está acostumbrando el cuerpo se pierde. Una vez quise parar la pelota con el pecho y me pegó en la cara. Ese problema tuvo Barovero en el gol, la ve en un lugar y salta casi al destiempo. Pero en el primer tiempo salió en un par de pelotas de manera casi perfecta”, le dijo Enzo Francescoli a Radio Belgrano.

Luego, agregó: “Gallardo no te pide veinte jugadores, te pide lo que le conviene y necesite. Un club como River debe comprar lo que es necesario y bueno. Para los refuerzos todos tratamos de buscar un fin común. Siempre hablamos”.

Y también habló sobre su función. “Cuando dejé el fútbol busqué alejarme, incluso puse un canal de Tv en Estados Unidos. Estaba esperando el momento de sentirme cómodo. Éste era mi momento, ya había hablado con Rodolfo. El rol de Manager es bueno si te dejan libertad. Por suerte el presidente y los directivos me respetan”, cerró.