Y encima se fue sin bañarse

En el vestuario de River cortaron el agua caliente luego del partido. Impresentable.

Pareció una escena de la vieja Copa Libertadores, cuando se buscaba sacar ventaja de cualquier forma. Sin embargo, esto pasó luego del partido. Y River, además del 0-2, se fue de Oruro sin bañarse. ¿Cómo?

Sí, leyó bien. Apenas los jugadores fueron llegando al vestuario y comenzaron a abrir el agua comprobaron que no había agua caliente. El problema es que en la altura la temperatura no superaba los 5 grados.

Como el asunto no se arregló, el plantel se subió al charter que lo devolvió a Santa Cruz de la Sierra (llegará en la tarde del viernes a Buenos Aires) sin poder tocar el agua. Una vergüenza.

Imagen: Gentileza Olé