Puntajes: el Pity, otra vez el más destacado

El ex Huracán fue el mejor en una actuación colectiva pareja, con excepción de Barovero.

Marcelo Barovero (4): Así como se lo pondera cuando es figura, ahora fue responsable de la derrota. Floja respuesta en el primer gol de San José. No la sacó y se la dejó para el gol a Orué.

Gabriel Mercado (5): Contenido en la defensa por lógicas razones, se vio desbordado en la del gol de Orué. Por el resto, digno papel.

Germán Pezzella (6): Un toro. Clave por arriba, limpio en la salida y disputando cada pelota como si fuese la última. Fue por esa determinación que terminó golpeado y debió salir.

Jonatan Maidana (5): Claro por arriba hasta la del gol. Bien en la salida, flojo en el retroceso.

Eder Alvarez Balanta (6): Corrió mucho como lateral. Cerró con los dos perfiles, ganó con el cuerpo como si se jugara en el llano y se atrevió a proyectarse. Una de las figuras.

Carlos Sánchez (5): Verticalidad y determinación para atacar. Le costó en el regreso y en la entrega, jugó demasiado largo en una noche que no correspondía hacerlo.

Leonardo Ponzio (6): Una de las figuras. Marcó siempre cerca a sus rivales en la zona media. Corrió mucho y, si bien evidenció cansancio, se repuso y pudo terminar el partido. Inteligencia para la entrega.

Camilo Mayada (5): Mucho vértigo, mucho recorrido, pero poca elaboración y asociación. Se destaca la entrega, aunque a veces no es todo.

Pity Martínez (6,5): La figura. Fue el único que intentó algo distinto. Se nota que le sobra con rivales como los de hoy, más allá de las condiciones climáticas. Los pasó como conitos hasta que le dio el aire. Después, tocó con precisión y se juntó con Pisculichi para la elaboración. Pateó mucho desde lejos y casi mete un golazo de derecha.

Leonardo Pisculichi (5): Fino en el pase, claro en la pelota parada. El cansancio le jugó una mala pasada.

Rodrigo Mora (6): Sólo como llanero solitario, allá arriba y sin compañía, corrió y se sacrificó por el resto. Ganó casi siempre. Lamentablemente, tomó una mala decisión sobre el final que podría haber significado victoria.

Bruno Urribarri (5): Correcto en el translado, flojísimo en el cierre. Le “comen” la espalda en el primer gol.

Augusto Solari (5): Le ganaron el desborde en la del primer gol. Llegó con lo justo al cierre después de correr media cancha. Se lo vio agotado desde que entró, nunca pudo cambiar el aire y le costó en esa jugada clave.

Fernando Cavenaghi no calificó.

Imagen: Gentileza Olé