“No tenemos que relajarnos”

Gallardo baja línea. Se siente orgullos por lo conseguido, pero va por más. “La dinámica del fútbol es tan intensa que no podemos disfrutar”. 

Son las 11.32. Predio de Ezeiza. Vaso de agua. Gorra que dice “El más grande” y micrófono. Listo para responder está Marcelo Gallardo en la sala de conferencia de prensa.

Está tranquilo, nada exultante. Y eso que vive horas gloriosas. “La dinámica del fútbol es tan intensa que no podemos disfrutar, acá no te dan tiempo de nada. Ganás y el domingo hay que ganar otra vez. Ayer le decía a los jugadores que estoy orgulloso de lo que consiguieron, pero que no bajen la guardia. Son pocos los equipos que han tenido la suerte de ganar en este club, se le dará un valor enorme a medidas que pase el tiempo”.

¿Qué ya tiene dos copas internacionales como Veira y Ramón Díaz? “Me siento un privilegiado, pero no me puedo desconectar del día a día, las exigencias son muchas para un año cargado de competencias. Estoy orgulloso de ser parte de la historia de este club y lo he disfrutado muchísimo. A este club me liga un sentimiento muy fuerte, pero ya hay que enfocarse en el campeonato y en el partido del domingo”.

Ahí está el foco de Gallardo. “Hay que potenciar lo que tenemos. Me preocupa que no nos relajemos.  No tenemos que relajarnos ni bajar la guardia, sino seguir enfocados”, suelta el mensaje para afuera, aunque adentro, lo más importante parece lo más importante.

“No ha sido fácil el mercado, tampoco es fácil mantener lo que teníamos. Es muy valioso el hecho de que no se haya ido ningún jugador, mantener el equipo que ha ganado todo. Hay que potenciar a los chicos, darles el espacio a los que ya han tenido participación, apostar por ellos. Ese es mi gran desafío. que estén preparados cuando los necesitemos”, agrega.

Gallardo varias veces dijo que algunos rivales le habían tomado la mano, pero el DT no quiere negociar el estilo. “Tenemos que apostar al ataque, ser protagonistas, jugar en el campo contrario y arriesgar cuando lo necesitemos. Lo más difícil es tener una identidad, hay que cuidarla y respetarla. No es poco haber conseguido eso. A veces a los equipos les cuesta eso. También existen los rivales, que te estudian y te analizan y te contrarrestan. Hay que estar preparados para eso”.