Pensando en la altura

River debuta en la Libertadores el jueves 19 en los 3.700 metros de Oruro y los jugadores pasaron por una cámara hiperbárica.

River no quiere dejar detalle librado al azar en busca de la Copa Libertadores, el gran objetivo del año. Ya sabe que el estreno será el jueves 19, ante San José, en Oruro. Por eso, para contrarrestar lo máximo posible los efectos de los 3.735 metros de altura, algunos jugadores empezaron a asistir por grupos a un centro de medicina hiperbárica.

Estas cámaras son tubos que están a una presión equivalente a unos diez metros bajo el agua y que cuentan con máscaras para que empiecen a respirar oxígeno ante las condiciones de presión. Así, lo que se produce es un incremento de capacidad de transporte de oxígeno de la sangre. Según los médicos, está comprobado que pasar por las cámaras ayudan para mejorar el estado físico.

Los primeros que fueron a las cámaras son Cavenaghi, Pisculichi y Vangioni. Sólo es cuestión de encerrarse una hora en esa cámara. El sueño de la Copa vale la pena.