Que sea la vencida

River jugará su tercera Recopa Sudamericana. No pudo lograrla en la década del 90.

Que sea ahora. Que la tercera sea la vencida.

Como en 1997 y 1999, River jugará la Recopa Sudamericana. La primera vez fue por la conquista de la Copa Libertadores 1996 y la segunda fue por la obtención de la Supercopa 1997.

Por esas cosas del negocio del fútbol, hace 18 años fue a Kobe, Japón, a jugar contra Vélez, que venía de ganar la Supercopa. Empataron 1-1 y en los penales festejó el Fortín. Será recordada como la mala tarde Hernán Maisterra, uno de los refuerzos de aquel año. El ex Platense dio mal un pase hacia atrás y comprometió a Bonano, que hizo un penal luego cambiado por gol por Chilavert. Francescoli igualó faltando siete minutos para el final.

Dos años más tarde, River tendría revancha. En realidad, la Recopa debió jugarse en 1998, ya que el Millonario venía de levantar la Supercopa y Cruzeiro la Libertadores. Pero por esas cosas del reglamento sudamericano, el trofeo se dirimió dentro de otro torneo. Sí, rarísimo.

River y Cruzeiro integraban el mismo grupo en la Copa Mercosur 1999. Entonces sus dirigentes se pusieron de acuerdo para que todo se defina en esos dos partidos. En la ida, en Belo Horizonte, ganaron los brasileños 2-0. En la vuelta, en Núñez, goleó Cruzeiro 3-0 ante un River que peleaba -y luego sería campeón- el Apertura.

Ahora toca San Lorenzo. Otra Recopa. La tercera. Que sea la vencida.