Más platita por Musacchio

River solucionó un problema con el Villarreal y le entrarán 2 millones de euros.

Mateo Musacchio jugó apenas 11 partidos en River. En la cancha no le dio muchas alegrías, pero afuera sí. En 2009 se fue a Villarreal, donde se destaca, lo que provocó la citación del Tata Martino a la Selección. Pero Mateo, made in Núñez, estaba envuelto en un conflicto.

La historia comenzó en el 2008, bajo la gestión de José María Aguilar. River le vendió al Submarino Amarillo el 50% de los derechos económicos de seis futbolistas juveniles: Maximiliano Oliva, Damián Lizio, Gustavo Bou, Andrés Ríos, Matías Abelairas y Gustavo Cabral. Al club entraron 9 millones de euros. El acuerdo contemplaba que el club español iba a participar de la mitad de las ganancias de futuras transferencias o préstamos de estos futbolistas. Lo que el Villarreal reclamó fueron utilidades que River argumentó que no existieron y que esos jugadores se fueron del club con el pase libre. Por eso comenzó un litigio legal iniciado por el Villarreal ante la FIFA y la Justicia ordinaria. En primera instancia la Justicia ordinaria había fallado a favor de River, dato que fue revelado por la web oficial del club a fin del año pasado. Pero el Villareal apeló. Y llegaron a un acuerdo

En ese arreglo, River, que aún tenía el 35% del pase de Musacchio, recibió dos millones de euros y acordó una plusvalía del 5% ante una futura venta. Todo suma.