Una práctica conflictiva

A las pocas definiciones que aún hay sobre el equipo que enfrentará el sábado a Boca en Mendoza, se le suman lesionados. Leonardo Ponzio, quien tenía chances claras de ir desde el arranque, y Lucas Boyé terminaron la práctica con dolores y serán baja.

Todavía no hay confirmaciones y los indicios dejan entrever que Gallardo apostaría por un equipo titular, muy parecido al que jugó en Mar del Plata, para el segundo Superclásico. Sin embargo, a la indecisión sobre la presencia de Sánchez, se le sumaron las lesiones de Ponzio y Boyé.

El mediocampista terminó el entrenamiento vespertino con hielo en su gemelo derecho y con un hematoma. Tanto el jugador como el cuerpo médico piensan que no será de la partida y que, de hecho, podría no viajar. Distinta es la situación de Boyé que finalizó con dolores musculares después de recibir una paralítica en su pierna izquierda pero que podría ser opción para Gallardo.

Con este panorama, sumado a la lesión que arrastra Mercado desde el encuentro en Mar del Plata, River podría formar con: Barovero; Solari o Mercado, Maidana, Funes Mori, Vangioni; Sánchez, Kranevitter, Rojas; Pisculichi; Teo Gutiérrez y Mora.