“Hoy no sé si soy titular o suplente”

Fernando Cavenaghi asume que debe pelear un puesto y habla de prioridades: “Queremos ganar los clásicos del verano, pero los títulos importan más”. Bancó a Vangioni.

Como hacía mucho tiempo no pasaba, Fernando Cavenaghi no es titular indiscutido. Y eso que lo avalan cinco títulos en River y 101 goles. Pero el Torito entiende que corre de atrás en la carrera. “Vengo con un semestre menos que mis compañeros, porque recién jugué en el final. Por eso uno corre con desventaja, pero sabía que luego de la pretemporada iba a estar bien y yo me siento bien”, arranca en América & Closs.

Y sigue: “Hicimos dos partidos dos equipos diferentes, veremos cómo arranca en lo oficial, ahí se sabrá la verdad. La verdad, hoy no sé si soy titular o suplente. Yo peleo para ser titular, como todo jugador de fútbol”. Será cuestión de meterle presión a Gallardo, entonces. Mientras, la dupla será Mora-Gutiérrez.

Con respecto a sus compañeros, el 9 dijo: “Con Teo hicimos dupla cuando fuimos campeones. Con Mora también puedo jugar. Hay buen potencial de delanteros, también están Gio Simeone y Boyé”.

El capitán fijó los objetivos del año y analizó la pretemporada: “Hicimos una gran preparación, hasta nos entrenamos los días de partidos. Ahora nos toca una final internacional (la Recopa con San Lorenzo) y llegamos muy bien”. Y luego fue más a fondo: “Todos los partidos los querés ganar, sobre todos los clásicos, pero la prioridad es otra. No sirve de nada ganar los clásicos en el verano y no quedarse con los títulos. Son partidos que se viven en el momento. Perder no le gusta a nadie, obvio”.

De más estar decir que quiere ganarle a Boca el sábado, en Mendoza, pero su mente viaja más allá: “El semestre va a ser muy largo en viajes y partidos. Así que hay que estar bien preparados. En este mes lo más importante fue lo físico, no lo futbolístico. Hicimos doble turno todos los días para mantenernos bien”.

Valoró lo que hay y elogió los arribos de Pity Martínez y Mayada: “Teniendo una base como la del año pasado, con todo lo que logramos, había que sumar jugadores como los que llegaron. Ojalá nos den muchas alegrías. Tuvieron un verano espectacular y por algo Marcelo los pidió”.

También repartió flores para Kranevitter: “Es un crack. Lamentablemente no podrá quedarse mucho tiempo en el club. Pero Ponzio también cumplió cuando le tocó estar”.

Sobre su función en la cancha, dijo: “Gallardo me pidió contra Independiente que me quede más cerca de los centrales. A mí me gusta estar en contacto con la pelota, cuando pasa mucho tiempo sin tocarla siento que no estoy en el partido”.

Explicó su festejo luego de marcar ante el Rojo: “¿Por qué hice un gesto? Porque es lindo escuchar cuando la gente grita el gol. ¿Si me hacía falta? Los delanteros vivimos del gol, los quiero meter hasta en los entrenamientos”.

Y bancó fuerte a Vangioni: “Para hablar hay que conocer a las personas. La patada de Gigliotti fue peor que la del Piri, así que no hay que hablar. Los clásicos se juegan fuertes e intensos. Una cosa es disputar la pelota y otra ser mala leche. Soy amigo del Piri y me parece una gran persona”.