Puntajes: Goles repartidos, figura cantada

River y sus hinchas se merecían un rendimiento de este calibre. El Millonario ganó, goleó y gustó. Y, en ese contexto, hubo varias figuras pero una excluyente: Eder Alvarez Balanta.

Julio Chiarini (6): Respuesta segura siempre que fue llamado a la acción. Cortó por arriba, dio seguridad bajo los tres palos y se destacó en el mano a mano.

Augusto Solari (5): Intermitente. Llegó a línea de fondo, pero le costó centrar con calidad, retrocedió con dudas y se desdibujó en defensa.

Germán Pezzella (6): Sólido por arriba, ganando en las dos áreas. Firme en la marca, casi no tuvo que entrar en juego en la segunda etapa.

Eder Alvarez Balanta (8): Cuando más se habla de su partida, el colombiano fue la figura de River. Marcó, no dejó dudas en la última línea y se proyectó con toques de calidad y determinación.

Bruno Urribarri (6,5): Su mejor partido desde que está en River. Proyección con criterio y confianza, llegó a línea de fondo y también retrocedió con responsabilidad para la marca.

Camilo Mayada (6): Buen debut del uruguayo. Criterio para pasar la pelota, organizado para atacar, aunque con poca contracción a la marca. A pesar del cansancio, fue a buscarlo en el segundo tiempo y, ya tirado a la izquierda, se anotó en el marcador en su primer partido con la Banda.

Leonardo Ponzio (6): Errores en la ubicación durante la primera mitad, se fue acomodando con el correr de los minutos y terminó cortando todo y repartiendo con solvencia. Buen partido.

Guido Rodríguez (5,5): Al igual que su compañero de mediocampo, se desordenó en la primera parte, dejando el carril libre para el manejo de Independiente. Se acomodó en el complemento aunque con imprecisiones.

Gonzalo Martínez (7): Tiene menos de dos partidos en River y ya se le nota pasta de crack y no sólo por la habilidad que tenga con la pelota, sino porque la pide siempre, va para adelante y es desequilibrante. Ordena a sus compañeros y rompe cualquier barrera en defensa.

Lucas Boyé (4): Sufrió un golpe apenas empezado el partido que lo condicionó por el resto del tiempo que estuvo en cancha. Casi no la tocó y cuando lo hizo no aportó nada sustancial para llevar peligro al arco rival o armar juego con sus compañeros.

Fernando Cavenaghi (6): Gol de goleador y rendimiento solidario. Repartió, se embarró para recuperar la pelota.

Rodrigo Mora (7): Golazo para dejar en claro que tiene ganas de quedarse y jugar. Corrió, se desgastó, tocó y se sacrificó para el gol ajeno. Clave en el último de River.

Leonardo Pisculichi, Carlos Sánchez y Ariel Rojas no calificaron aunque cerraron una buena actuación, con gol incluido para el primero.

Imagen: Nicolás Aboaf