Final de la pretemporada y a pensar en la revancha con Boca

River volvió de Mar del Plata y Gallardo y compañía desean ganar el Superclásico en Mendoza.

Una quincena en Punta del Este. Otra en Mar del Plata. Cinco amistosos. Dos empates. Dos derrotas. Un triunfo. La obtención de la Copa de Oro. La llegada de Pity Martínez y Mayada. La ilusión en marcha para seguir ganando cosas.

Se terminó la pretemporada tras 25 días de mucho trabajo para Gallardo y su tropa, que pegaron la vuelta de la Feliz con alegría del 4-0 a Independiente, porque significó la levantada, que ojalá se ratifique, luego de la pálida actuación en el primer Superclásico del año. Por eso, en el mundo River quieren revancha.

Habrá un breve descanso de un día y el jueves, ya en Buenos Aires, la mente se focalizará en el choque en Mendoza del próximo sábado a las 22.10. Está claro que el principal objetivo a corto plazo es la final de la Recopa Sudamericana, ante San Lorenzo, que arranca el 6 de febrero, en el Monumental.

Pero River, que en el 2014 no perdió ninguno de los ocho clásicos que jugó, quiere ganarle otra vez a Boca.