“Ojalá que Aimar pueda andar bien”

Riquelme se retiró del fútbol profesional y le tiró buena onda su amigo. 

“A mí la gente de River siempre me trató con respeto, y eso para mí es muchísimo”.

Juan Román Riquelme fue un rival por casi dos décadas. Siempre se declaró fanático de Boca, pero nunca tuvo palabras desagradables para el eterno enemigo. Por eso, mientras anunció su retiro, le tiró flores a su amigo Pablo Aimar, con quien armó paredes y lujos en el Sub 20 y más tarde en la Selección mayor, aunque ahí no compartieron tanto el terreno de juego.

“Ojalá que este semestre pueda andar bien, pueda disfrutar. Con Pablo tuvimos la suerte de jugar varios clásicos, nos queremos”, se emocionó Riquelme. Y contó una anécdota: “Siempre hablábamos de ir a jugar juntos a algún club. Se reía y me decía que quizás pudiéramos jugar en Belgrano”.