La anécdota que une a Aimar y Cavenaghi

Pasó hace 14 años, cuando el Torito hizo su primera pretemporada.

Mire la foto. Tiene más de 15 años. Uno ya la rompía en Primera. El otro era alcanzapelotas porque se destacaba en inferiores.

Mire la foto. Analice esas caras. Son dos pibes. Hoy ya pasaron los 30 y están unidos para poner a River en lo más alto. Pero hay otra cosa que los vincula. Y es una anécdota.

Sucedió a comienzos de 2001. Uno, Pablo Aimar, estaba por irse a Valencia. El otro, Fernando Cavenaghi, hacía su primera pretemporada con el plantel que por entonces dirigía Américo Gallego. Un día, al hoy capitán se le ocurrió pedirle la camiseta con el número 10 que volaba en la cancha. El delantero se animó al mangazo, pero lo hizo a través de los utileros. Con tonada cordobesa, a los pocos días escuchó: ““Boludo, ¿cómo te va a dar vergüenza, pedímela vos? Acá la tenés”. Y aún conserva la casaca.

“Pablo está diez puntos. Es muy lindo tenerlo con nosotros y lo veo muy enchufado. Ojalá se pueda poner a punto rápido. Es muy lindo que vuelva esta clase de jugadores al club”, cierra un nostálgico Cavenaghi.