Resistiendo

La pretemporada de River arrancó con todo. En su segundo día en Punta del Este, el plantel realizó el yo-yo test y seguirá con trabajos de potencia y velocidad.

Gallardo quiere tener a la máquina afilada para el arranque de la temporada. Quiere llegar lo mejor posible al 6 de febrero, cuando debute oficial ante San Lorenzo en la ida de la Recopa Sudamericana. Para eso, el DT entiende que lo físico es clave.

Si bien su River se destacó por el manejo de la pelota, fue determinante cómo presionó y cómo mezcló precisión en velocidad. Eso, lógicamente, es parte de una tarea previa, que se ensaya y de la que se necesita una buena puesta a punto.

Y en el segundo día de pretemporada, en Punta del Este, el PF Pablo Dolce, secundado por César Zinelli, le dieron duro y parejo a la tropa del Muñeco. Divididos en tres grupos, los jugadores realizaron el yo-yo test, cuyo objetivo es medir el consumo máximo de oxígeno de forma progresiva y maximal.

En una de las cancha del complejo de Punta del Este, donde se hospedan, el plantel llevó a cabo carreras de ida y vuelta a lo largo de 20 metros a una velocidad que aumentó progresivamente. Al escuchar la señal sonora, debieron tocar las líneas de demarcación de ida y vuelta.

El laburo no parará, ya que en el próximo turno habrá circuitos de potencia y velocidad.